Liderazgo: confesiones de un Comando

“Mandar es servir”

Felipe VI, en el discurso de la Pascua Militar 2015

Hace poco tuve la suerte de conversar con un militar que perteneció durante muchos años a la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada (UOE) “los SEAL españoles”. Me autorizó a mencionar su nombre, pero he preferido mantener el anonimato llamándole “Charlie”.

Lo primero que pensé tras casi tres horas de conversación fue lo mucho que estas personas podrían aportar en la vida civil desde el punto de vista de los valores, la entrega o los recursos humanos. Me sorprendió, la concepción que este oficial tenía sobre palabras como liderazgo, equipo o lealtad; muy alejada de ideas militares de otra época.

Hoy me gustaría poner el foco en lo que hablamos sobre lo que es ser un líder.

EL LIDER ES UN SERVIDOR

Charlie me explicó cuáles eran desde su punto de vista, las claves para desempeñar ese rol de Líder:

  • “Tu primera función es ponerte a disposición de tu equipo, ser un servidor”
  • “Lo segundo es interesarte por sus problemas, tratar de ayudarles a resolverlos y en caso de no ser posible, explicar el porqué del modo más sincero”.
  • “Finalmente averigua las motivaciones de cada uno, su situación personal ¡¡sus ideas!!”

Con esta primera exposición, no me daba la impresión de estar hablando con un militar sino con un “experto en liderazgo” al nivel de mismísimo Goleman. Su concepción del liderazgo estaba muy alejado de los clichés autoritarios del militar y al preguntarle por ello me respondió: “Conseguir que alguien ponga su vida en tus manos, no se hace desde los galones, se hace desde la persona”. ¿Cuántos de vosotros seguiríais a vuestro jefe de ese modo?

EL LIDER ES UN MOTIVADOR

También hablamos de motivación, y yo le ponía ejemplos de personas que sostienen que la motivación externa no existe, y que “hay que venir motivado de serie”. Charlie me volvió a sorprender diciendo: “La motivación es una herramienta exclusiva del líder, tú como líder tienes la obligación de ser un motivador ¿cómo?”:

  • Para ser un servidor hay que conocer, para conocer hay que escuchar. Escuchar es motivar. Las personas que se sienten escuchadas y sienten interés sincero por sus circunstancias, generan un vínculo que va más allá de la jerarquía. De esto trataba mi post Seductores que escuchan.
  • Elogiando en público, reprimiendo en privado. Los castigos públicos son anacrónicos. Es mucho más útil poner el foco en lo bueno y reconocer el trabajo bien hecho en público. Aquí, una vez más, se impone el sentido común ¿Qué te gustaría más a ti?
  • No aplicando el “Sí señor” por sistema. La lealtad absoluta es decir tu opinión sincera a tus superiores, planteando tu punto de vista y obedeciendo la decisión final. Esa es una gran parte de tu valía profesional. No te traiciones, ni traiciones a tu equipo “sobre-actuando” en decisiones con las que no estás de acuerdo.

 navy-seals-entrenamiento

LA DESMOTIVACIÓN SE SUPERA

¿Y si el equipo se desmotiva? Aquí Charlie también lo tenía claro – La desmotivación en los equipos, es un problema que tiene que resolver el líder.

Sea cual sea el origen, la desmotivación genera desinterés, el desinterés genera desconocimiento, el desconocimiento genera inseguridad, la inseguridad genera miedo y el miedo… de esto hablaremos en el próximo post. Conseguir prever estos bloqueos también es responsabilidad del Líder y por supuesto conocer quienes están y no capacitados para una determinada tarea, pero sin externalizar la responsabilidad.

A veces – me dijo – la desmotivación viene dada por la poca incidencia que piensan los miembros del equipo que tiene su trabajo, siguen órdenes sin más pero nadie les explica como de relevante es lo que hacen. Trata de inducir a tu equipo a que participe de tus decisiones, muestra que como Líder aceptas otros puntos de vista y abres tu mente a que puede haber alguien con una mejor solución que la tuya.

 

TODO ACABA SI NO FLUYE

Cuando estábamos finalizando nuestra conversación, Charlie me comentó que si un Líder aplica estos principios, pero su jefe (su líder) no los defiende o no los aplica, será muy complicado obtener los resultados derivados de una buena gestión del liderazgo. La función de un Líder también es crear otros líderes, si los desarmas o los pones en evidencia, dejas de serlo tú también.

Cualquier marca personal que aspire a ocupar un territorio de liderazgo, debería tener en cuenta todo lo hablado en este post. Este vídeo de Simon Sinek en una maravillosa TedTalk habla de ello

¡¡Muchas gracias y feliz martes!!

Charla_TED

Anuncios

One response to “Liderazgo: confesiones de un Comando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s