Navidad, Aikido y aprendizaje

“Aprender lo básico es el último secreto”

Morihei Ueshiba

Hace unos meses comencé a practicar Aikido, un arte marcial moderno, fundado por Morihei Ueshiba y conocido como El arte de la paz. Su técnica se basa en la utilización de la fuerza del adversario para neutralizar su ataque este vídeo muestra como se materializa este principio.

Existe una norma básica en el entrenamiento mental de este arte marcial: “Haz las cosas rápidamente en tu mente y relájate completamente sabiendo que ya están hechas”. Este podría ser uno de los motivos por el que el entrenamiento mental es tan relevante y las clases comienzan y finalizan con una breve meditación, algo que me sorprendió el primer día.

A medida que practico Aikido me doy cuenta de la complejidad de este arte marcial. Sin embargo, su conocimiento sigue las cuatro fases básicas de cualquier proceso de aprendizaje:

 

LAS FASES DEL APRENDIZAJE

  1. La incompetencia inconsciente, una etapa en la que ni siquiera somos conscientes de aquello que desconocemos.
  2. La incompetencia consciente, cuando nos damos cuenta que desconocemos algo y que existe por lo tanto, necesidad de aprender.
  3. La competencia consciente, tercera fase en la que ya he aprendido, soy consciente de ello y desempeño la tarea de modo consciente.
  4. La cuarta fase es la competencia inconsciente, en la cual creamos un hábito y automatizamos procesos y comportamientos. Esta fase se desencadena cuando hemos llevado a cabo durante mucho tiempo la fase tres y llegamos a ese “no sé que sé… pero lo hago”.

Fases aprendizaje

DESAJUSTES EN LA COMPETENCIA INCONSCIENTE

Pero dejemos el Aikido ahora. Es posible que en tu día a día desarrolles actividades que ya se encuentran en la cuarta fase del aprendizaje: conducir, lavarte los dientes, caminar… son cosas que han pasado por las tres fases anteriores pero que ya hacemos de un modo inconsciente. Nuestra mente no piensa en cada detalle de esa acción como lo hacía al principio (“debo ponerme el cinturón”, “desliza el cepillo sobre tus dientes” o “adelanta un pie y en equilibrio, adelanta el otro”…). El riesgo que existe en estas conductas de la cuarta fase es saberlas pero no tenerlas en cuenta, es decir, no prestar atención a ellas.

En el campo del deporte por ejemplo, los deportistas desarrollan su mayor potencial en esta cuarta fase, y es partir de ella también, donde con el paso del tiempo pueden producirse desajustes que bajan el rendimiento.

fracaso_deportivo

¿Qué es lo que ocurre? Nos acostumbramos demasiado a la tarea y pueden llegar a borrarse del subconsciente aspectos básicos aprendidos en las 3 fases anteriores. De ahí viene la afirmación “lo importante no es llegar, sino mantenerse”

Es aquí donde el entrenamiento mental toma relevancia.

 

AIKIDO Y ENTRENAMIENTO MENTAL

Como hemos dicho, el Aikido se basa en la utilización de la fuerza del atacante, lo que pone en peligro la integridad física del aikidoca, más aún si cabe que cualquier otro arte marcial. El Aikido requiere del dominio de los centros de energía del oponente, para lo que es básica la coordinación y la atención plena constante.

Women-aikido

Durante estos meses he observado que en Aikido, la mente se prepara para llegar a dominar la competencia inconsciente, sin perder la atención y pudiendo en todo momento estar al tanto de lo que hacemos. En las clases de mi Dojo, nuestro Sensei nos reconduce una y otra vez hacia los aspectos básicos (no importa cual sea su grado). Esto enlaza con la afirmación inicial de Morihei Ueshiba“Aprender lo básico es el último secreto”. Esta afirmación que él refería al Aikido, puede aplicarse a cualquier ámbito de la vida.

 

ENTRENA TU CEREBRO COMO ENTRENAS TÚ CUERPO

El entrenamiento mental cimenta la competencia inconsciente, porque para desempeñarla con excelencia, tenemos que mantener “engrasada” una herramienta que es básica: nuestro cerebro.

Técnicas de lectura, meditación o atención plena basada en mindfulnes son alguna de las técnicas que nos pueden ayudar a mantener nuestro cerebro listo y preparado, para que la competencia inconsciente no sea un estado que se alcanza, sino un entorno donde se vive.

Aikido_bokken

Esta Navidad, prueba a desarrollar tres días a la semana una actividad cotidiana retornando a las fases previas de su aprendizaje. Por ejemplo presta atención plena cuando desayunes. Dedica 20 minutos y trata de no incorporar actividades complementarias (ver la tele, escuchar la radio). Fíjate en los alimentos, su color, su textura, su sabor… Algo tan sencillo como esto, activará tu cerebro para concentrarte más intensamente y en menos tiempo en el resto de actividades que desarrolles durante el día. ¡Ah! y evalúa el día que lo haces y el día que no, los resultados pueden ser sorprendentes.

¡¡Feliz Navidad!!

                                                   

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s