Los que menos

“Los deseos de la gente son infinitos, los medios para satisfacerlos limitados”

Marshall Sahlins

                        La ecología no ha sido algo de lo que me haya preocupado mucho en el pasado. Tampoco me considero especialmente solidario. Sin embargo, hace unas semanas, tuve la oportunidad de ver el documental Ten billion, donde su protagonista y conductor el Profesor Stephen Emmott, Director del laboratorio de ciencia computacional de Microsoft en Cambridge, explicaba como nuestro mundo estará poblado en 2080 por más de 10.000 millones de seres humanos.

Ver este documental con atención supone un auténtico reto, puesto que sus explicaciones son complejas y requieren de una continua reflexión por parte del telespectador. Los documentales suelen ser históricos, de naturaleza, etc, y es relativamente sencillo tomar distancia de ellos, viéndolos a través de un cristal desde el que no vamos a ser “influenciados”. Sin embargo este documental nos habla a cada uno de nosotros de lo que pasa en nuestra vida. Mensajes como que la demanda de comida en el mundo será el doble de la actual en 2050 y que este crecimiento de la demanda esta acelerando el cambio climático. Tiene un mensaje tan potente que cuando terminas de verlo, mantienes un rato la tele encendida (no viendo ya nada) para quedarte en tu sofá reflexionando.

Ten_bilion

Emmott consiguió conmigo hacer una reflexión muy potente: para que el mundo sobreviva, debe estar poblado por una especie nueva “losquemenos”

LOSQUEMENOS

Marshall Sahlins antropólogo y autor de la frase con la que abría este post, sostiene que “el hambre aumenta relativa y absolutamente con la evolución de la cultura” esto supone que debemos replantear nuestra idea de progreso o al menos añadirle variables que normalmente no contemplamos.

Todos hemos oído muchas veces la expresión “No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia” y por supuesto aquella de “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”. Ambas frases sirven para enmarcar el discurso de Emmott en este documental. Su conclusión final, al margen de catastrofista (y realista), es que si existe una posibilidad de frenar la catástrofe demográfica a la que estamos abocados, tenemos que consumir menos:

Menos comida

Menos energía

Menos ropa

Menos aparatos eléctricos

Menos…

Menos…

Menos…

Emmott nos invita a hacer algo, algo que no requiere de viajes solidarios, ni de asociaciones… Ser un “losquemenos” desde hoy. Simples gestos en nuestro día a día pueden lograrlo y es muy probable que lejos de ser asépticos, se conviertan en conductas que nos ahorren tiempo, dinero y construyan para los que vienen detrás un mundo más sostenible.

UN EJEMPLO DE SOSTENIBILIDAD

La sostenibilidad es la capacidad que tienes de hacerte compatible con el futuro. Vivimos en un mundo paradójico. El planeta tierra es un entorno de recursos ilimitados, así es; sin embargo esta afirmación únicamente es posible si limitamos esos recursos. El planeta no se recupera debido a la intensificación de nuestra actividad y esta intensificación es necesaria debido a la demanda de consumo cada vez mayor de más personas.

Pero hay gente capaz de poner un límite a su consumo, gente capaz de cambiar sus hábitos para hacer su existencia compatible con el futuro del planeta. Laura Singer es una norteamericana que ha adaptado sus hábitos de vida para no generar basura ¡en dos años! Es un extremo al que no es necesario llegar, pero que nos demuestra hasta qué punto son flexibles las medidas que podemos poner en marcha desde hoy.

Laura Singer

ULTIMATUM A LA TIERRA

¿Recordáis esta película de Keanu Reeves Ultimatum a la tierra? Un alien aterriza en la tierra para decidir si la raza humana debe o no continuar existiendo. En ella el alien que interpreta Keanu tiene una frase demoledora: “Si la Tierra muere vosotros también, si vosotros morís la tierra sobrevivirá”. La réplica la da un científico interpretado por John Cleese al decir: “Solo evolucionamos en el precipicio. Es cuando estamos al límite cuando la gente encuentra la voluntad para cambiar” ¿será cierto?. Aún nos pilla lejos, y por eso no hacemos caso, pero nuestras decisiones presentes sobre el futuro determinarán la compatibilidad de la vida humana en el planeta que habitamos.

ultimatum--644x362

Si nos acercamos a ser un losquemenos, quizá en 2080 podamos ver un planeta nuevo, más sostenible y donde el incremento de seres humanos no sea un problema sino una consecuencia biológica compatible con los recursos del planeta.

¡¡Feliz miércoles!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s