Llevamos en la tierra 19 segundos

“El problema es que crees que tienes tiempo”

Budha

                                                     

Si la historia de nuestro planeta, se plasmara en un reloj de 24 horas, siendo el final del día la época actual, el hombre llevaría en la Tierra tan solo 19 segundos. ¡¡Ups!! Esto es lo que se desprende de los recientes estudios geológicos que datan la formación de nuestro planeta hace 4.550 millones de años. Si tenemos en cuenta que los primeros homo sapiens nacen hace 200.000 años, esos 19 segundos forman nuestro bagaje en el planeta. En la historia del planeta ¿de verdad somos la especie dominante?

ANIMALES RACIONALES

El hecho de ser “animales racionales” es lo que ha marcado la diferencia en nuestro desarrollo, y es lo que ha hecho que en tan solo “19 segundos” hayamos conseguido progresar más que en las 23 horas, 59 minutos y 41 segundos anteriores… ¿He dicho progresar? Luego volveremos sobre eso.

historia-del-hombre-en-la-tierra-01

Hicieron falta unos 2.000 millones de años para que apareciesen en la Era Paleozoica, las primeras formas de vida complejas (animales con concha y exoesqueletos) de ahí vienen todas las demás formas de vida, incluidos los seres humanos. Es curioso que los hombres insistamos en la variable “racional” de nuestra definición, ya que sólo ese dato demuestra claramente que somos ANIMALES (así en mayúscula) racionales (así, en minúscula). Nuestra capacidad de pensar, razonar y discurrir, es algo muy reciente y si fuésemos una especie “humilde” podríamos llegar a aceptar, que aún no sabemos utilizarla. Lo que hacemos con esa capacidad, debería ser lo que nos hace merecedores de ese atributo de seres racionales. El mundo moderno tiene actualmente muchas lagunas con respecto a esto.

ESTUDIAR CULTURAS PARA ESTUDIAR PERSONAS

La antropología estudia desde hace apenas 2 siglos, las diferentes culturas existentes en nuestro planeta, y como esas culturas evolucionan y se relacionan unas con otras a lo largo de la historia (aunque es cierto, que existen “comportamientos antropológicos” previos en viajeros y científicos desde hace siglos). La antropología es una ciencia social muy reciente y gran parte de sus investigaciones iniciales se basaron en un método de estudio (el método clásico) que hoy se cuestiona fuertemente. Dicho método de estudio llevaba a los primeros antropólogos, a sacar conclusiones sobre pueblos y culturas que estudiaban tras los choques coloniales e incluso (como en el caso de los pueblos amerindios) dentro de espacios en los que habían sido confinados. Dicho de otro modo, se estudiaba una cultura nueva, fruto del mestizaje de dos culturas la invasora y la nativa.

The Wodaabe, a nomadic tribe of cattle herders inhabiting (amongst other places) the deserts of Eastern Niger, meet for a Gerewol, at which the men dress up extravagantly and paint their faces in order to appeal to the women of the tribe.  The men dance t

La corriente antropológica evolucionista surgió casi a la vez que la revolución industrial, y acompañó las grandes expansiones coloniales del siglo XIX, enarbolando la bandera del progreso y la civilización. Este razonamiento llevaba a defender que existían culturas superiores y más evolucionadas que otras, y se entendía que la labor de las sociedades coloniales era la de civilizar a los pueblos “primitivos” a los que (sin utilizar eufemismos) invadían. A priori no parece un comportamiento muy racional, salvo por el hecho de que se buscaban recursos materiales con los que sufragar los costes de la nueva era. Es hoy 2 siglos después, cuando se puede apreciar el verdadero coste de esa “evolución y progreso”, y no hablo del cambio climático, sino del cambio humano.

SOMOS JUECES Y PODEMOS CONDENARNOS

Será el desarrollo y la historia de nuestro planeta la que determinará si efectivamente somos o no una especie racional. En nuestro cerebro aún hay más de animal que de racional, y eso nos lleva muchas veces a pensar únicamente en el corto plazo, sin embargo como dice el premio nobel de física Murray Gell-Mann “La sabiduría consiste en ser un buen antepasado”.

98689846291816229198

En 19 segundos de historia del ser humano, hemos puesto frente al abismo a nuestro propio entorno, creando armas capaces de destruir nuestro planeta o acabando con especies completas de vegetales y animales. Tratamos de proteger lo que consideramos que es nuestra propia supervivencia (nuestro modo de vida y nuestras comodidades) y lo que hacemos es poner en peligro nuestra continuidad como especie. Quizá un observador independiente cuestionaría eso de que discurrimos, pensamos, razonamos…

No hay nada más cierto que los tópicos que en estas fechas se escuchan: cómo pasa el tiempo, otro año más, dentro de nada es verano, etc. El tiempo pasa rápido, muy rápido (como invita a reflexionar la frase con la que abre este post), sin embargo esta reflexión de Benjamín Button nos abre una puerta a la esperanza… al menos eso espero.

now-clock1

¡¡Un abrazo, feliz navidad y feliz año!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s