El dinero no da la felicidad, tampoco en un trabajo

Siempre hemos tachado este refrán de ventajista, porque entendíamos que venía de aquellas personas para las que el dinero no es un problema. Sin embargo esta semana me he encontrado con dos noticias muy reveladoras. La primera de ellas salía publicada en expansion.com el lunes 16 y su título era: “Para motivar a los mejores no hace falta “tirar de talonario”, merece la pena leerla. Está orientada a lo que se nos viene encima si no hemos hecho los deberes como “retenedores” del talento en las empresas (ahora que parece que la cosa empieza a despegar). Sigue leyendo

Anuncios

Pulgada a pulgada

Pues sí, el domingo pasado hubiera sido “un domingo cualquiera”… si no fuera porque se celebró la final de la Superbowl, el cuarto evento deportivo más seguido del mundo. Nunca he entendido bien el futbol americano, y sin embargo he sentido siempre cierto magnetismo hacia él. Creo que es un deporte del futuro, donde gladiadores se pertrechan con armaduras y cascos para salir al campo de batalla. Me parece duro, complejo y espectacular. Fruto de ello seguramente, una de mis películas favoritas es “Un domingo cualquiera” dirigida por Oliver Stone y donde Al Pacino lidera un reparto maravilloso. Se muestra en ella la cara profesional y personal más dura de este deporte (quizá por ello la NFL se negó a colaborar en el largometraje).

Pues bien, en esta película se encuentra desde mi punto de vista, una de las mejores escenas de motivación de equipo que he visto nunca. Nada de sargentos, nada de autoritarismo, nada de “¿De dónde eres soldado?…” simple motivación, opciones, autoridad y cohesión. Sigue leyendo