Como Líder ¿satisfaces deseos o necesidades?

A veces me descubro viendo programas en televisión de los que solo hablaría en charlas muy íntimas, fue el caso que hace poco me llevó a ver al periodista José María Íñigo en “Qué tiempo tan feliz”. Contaba una anécdota sobre su compañera Carmen Sevilla. Al parecer en una de las grabaciones, cuando presentaban juntos, ella se dio cuenta de que Íñigo llevaba uno de esos “pinganillos” en la oreja; era la época en que los presentadores comenzaban a utilizarlos y Carmen dijo: “Oye ¿por qué este lleva un pinganillo y yo no?” momento en el cual el director del programa decidió, para evitar mayores problemas, ponerle uno también a ella. La sorpresa fue mayúscula cuando al empezar a rodar, Carmen Sevilla dijo en directo “Si vais a hablarme por aquí también…” (señalando su oreja) “…me lo quito ¿eh?” Sigue leyendo

Anuncios

Pulgada a pulgada

Pues sí, el domingo pasado hubiera sido “un domingo cualquiera”… si no fuera porque se celebró la final de la Superbowl, el cuarto evento deportivo más seguido del mundo. Nunca he entendido bien el futbol americano, y sin embargo he sentido siempre cierto magnetismo hacia él. Creo que es un deporte del futuro, donde gladiadores se pertrechan con armaduras y cascos para salir al campo de batalla. Me parece duro, complejo y espectacular. Fruto de ello seguramente, una de mis películas favoritas es “Un domingo cualquiera” dirigida por Oliver Stone y donde Al Pacino lidera un reparto maravilloso. Se muestra en ella la cara profesional y personal más dura de este deporte (quizá por ello la NFL se negó a colaborar en el largometraje).

Pues bien, en esta película se encuentra desde mi punto de vista, una de las mejores escenas de motivación de equipo que he visto nunca. Nada de sargentos, nada de autoritarismo, nada de “¿De dónde eres soldado?…” simple motivación, opciones, autoridad y cohesión. Sigue leyendo