¿Puede la marca personal ser colectiva?

Ninguna empresa puede ser mejor o peor que las personas que la integran

Kaoru Ishikawa

Cuando era pequeño me encantaban los cómics de superhéroes, mis favoritos eran los de La Patrulla X (ahora llamados X-Men) y Los Vengadores.

Los superhéroes tal y como los conocemos nacieron allá por 1930 y aunque en ese momento la marca personal no se entendía como la entendemos hoy, no cabe duda de que estos dioses modernos, disponían de una personalidad, unos valores y unas características sociales, que bien podríamos catalogar hoy de marca personal.

Siempre me pregunté por qué las aventuras de estos dioses modernos no se llevaban al cine, la respuesta llegó años más tarde: en aquel momento no había tecnología suficiente. Ahora por fin, las historias de superhéroes se han socializado.

Sigue leyendo

Anuncios

Seductores que escuchan

                                                     

“Vanidad, sin duda mi pecado favorito”

Al Pacino (Pactar con el Diablo)

<Click para ver vídeo>

devils_advocate

La soberbia es considerado el original y más serio de los 7 pecados capitales, de hecho, es la principal fuente de la que derivan los otros 6 (avaricia, lujuria, gula, pereza, envidia e ira). Pocos asociamos la soberbia a la vanidad, quizá porque la propia palabra en castellano, suena rítmica, suave y sugerente. Sin embargo la soberbia no es más que la vanidad exagerada.

A la hora de plantearnos crear o desarrollar una marca (personal o no) es clave aparcar este aspecto de nuestra personalidad, algo que en mayor o menor medida todos poseemos.

Sigue leyendo

Cuéntame un cuento

Fabio Attanasio experto en moda decía el otro día en una entrevista publicada en ICON: “Mejor un pantalón liso, que unas pinzas abiertas” El marketing de contenidos se ha puesto de moda ¡vaya por dios! Ahora los clientes piden contenidos como parte fija de sus briefings: “Que así Google nos indexa mejor” o “Que conseguimos más impactos” Está claro que la publicidad que interrumpe al usuario tiene los días contados, y se abre paso cada vez con más fuerza la publicidad que interesa, sin embargo lo que se llama ahora de un modo tan poco atractivo “contenidos”, ha comenzado a tomar dimensiones de plaga, como tantos formatos que surgieron en el pasado. Los contenidos generados por las marcas, nacieron con la intención de impactar a los clientes de un modo sutil y más efectivo; y mi reflexión aquí vuelve a llevarme a una herramienta utilizada en coaching: la metáfora. ¿Qué es una metáfora? Según Luis Bueno:

Sigue leyendo